Placeres culinarios

Actualizado: ene 25



Hablemos sobre comida, pero no la que llena la tripa, si no la que alimenta nuestra esencia.

Ahora que estamos en vacaciones habrá mucha gente que aproveche para ir a conocer lugares nuevos de la geografía, lugares desconocidos o lugares favoritos que despierten recuerdos y grandes momentos ya vividos.


Los habrá que habrán elegido destino en función del clima, otros en función de las posibilidades económicas y otros para poder gozar de la mejor gastronomía. Es por ello que hoy voy a hablaros de comida, pero no de la que llena la tripa, sino de la que engorda nuestra esencia.


Y es que el Sexo, como la buena comida, debe disfrutarse lentamente, sin prisas, saboreando cada pedazo.


Requiere pararse a pensar qué es lo que se quiere, siempre dejando una parte a nuestro lado más hedonista, para guiarnos y elegir aquello que nuestras entrañas nos piden.

Precisa de una preparación, porque la cocina improvisada está bien pero si se sabe cocinar muy bien, o si se tiene mucha hambre. Pero también se puede elaborar el menú, y para ello conviene abrir la nevera antes y revisar qué alimentos harían falta para que una receta salga perfecta.


Y con la lista en la mano acercarse a las tiendas del barrio a comprar aquello que hará que nuestra cocina esté a la altura de cualquier gourmet. Sabiendo que los productos de calidad harán que nuestro plato sea una gran obra de arte. Y seguramente no siempre nos podremos permitir los mejores alimentos, pero para esa cena especial en la que cual se quiere impresionar es preciso cuidar hasta el más mínimo detalle.


Y, siempre nos lo han dicho, hay que comer rico y variado, pero si nos gusta mucho una comida seguramente se repita más a menudo, eso sí, procurando mejorar la receta cada vez.

Como todo ritual que se precie, debe disfrutarse el antes, el durante y el después: elaborando el menú, comiendolo y chupándose los dedos posteriormete.


Además se puede gozar cocinando para los demás, o para uno mismo. Dedicarse unos minutos para preparar ese plato favorito de la manera que más nos gusta degustarlo es todo un privilegio que todos nos deberíamos dedicar al menos una vez cada cierto tiempo.


Eso sí, debemos poner especial cuidado si se trabaja con herramientas peligrosas y protegerse con el delantal mientras se cocina, no nos vayamos a ensuciar, o lo que es peor, quemarnos con algún salpicón de aceite desafortunado.


Y habrá días que nos centremos más en impresionar por la belleza de la presentación, otras por el buen cuidado de los alimentos, otras por la combinación de sabores, otras por el lugar donde deleitarse, otras simplemente porque sabremos que se disfrutará en la mejor compañía, pero lo que está claro es que en cualquier caso, pondremos lo mejor de nosotros en cada uno de los platos.


Como veis comer y tener sexo son dos placeres muy equiparables como buenas delicias que son. Lo mejor es que en el Sexo si está permitido comer con las manos.

Y como si de una buena maître se tratase, solo me quedaría decir eso de… Bon Appétit!

#placer #sexo #sexualidad #pareja #disfrutar

María Ramos Escamilla

Psicóloga y Sexóloga

Encuéntranos en Madrid

C/ Carranza Nº3. 28004 
C/ Ayala Nº57. 28001 
  • Instagram PsicoaSexoría
  • linkedin PsicoaSexoría
  • Twitter PsicoaSexoría
  • Facebook PsicoaSexoría